El pasado 6 de mayo de 2018 fue la fecha límite para el adaptación a la nueva directiva de Protección de Datos a nivel Europeo, y mientras que el resto de países de la UE ya habían cumplido su parte, España seguía sin adaptar sus procedimientos.

Es en Julio del mismo año cuando la comisión Europea inicia un procedimiento de infracción contra España.

Tras 3 años de incumplimiento de la normativa, la unión europea multa a España finalmente por no adaptar sus procedimientos.

Finalmente, ayer 25 de Febrero, la Corte de Justicia de la Unión Europea condena a España a pagar una multa de 15 millones de euros por no haber adoptado a tiempo la nueva directiva de protección de datos.

Además, impone una multa diaria de 89.000€ hasta que no se cumpla con la ley orgánica.

El gobierno de España no ha negado su incumplimiento, pero ha intentando justificar la situación debido a las circunstancias institucionales que está atravesando el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *