Europa sin direcciones IPV4

«Nos estamos quedando sin direcciones IPv4», dijo el Centro de Coordinación de Red RIPE (RIPE NCC), una organización con sede en Amsterdam cuyo objetivo es asignar direcciones IP en 76 países a ISP’s y otras organizaciones.

Era una noticia inevitable… La organización responsable de asignar nuevas direcciones IP en Europa, Oriente Medio y partes de Asia Central ha anunciado que se están quedando sin direcciones IPV4 disponibles para asignación.

Como recordatorio, solo existen 4.200 millones de combinaciones distintas para direcciones IPV4, estas direcciones se componen de cuatro conjuntos de dígitos de 32 bits. El problema viene originado a causa del enorme aumento de dispositivos conectados a la red.

No nos pilla por sorpresa, en 2012 el RIPE NCC recibió la última asignación de direcciones IP por parte de IANA (Autoridad de Números Asignados de Internet), organismo mundial responsable de asignaciones IP.

Reasignar las direcciones IPV4 no lo resuelve todo.

Hasta ahora, se ha llevado a cabo la «reventa» de direcciones IP ya usadas, lo que ha provocado un nuevo mercado de direcciones IP, pero desde RIPE comentan:

«Sin una implementación de IPv6 a gran escala, corremos el riesgo de dirigirnos hacia un futuro en el que el crecimiento de nuestro Internet se verá innecesariamente limitado, no por la falta de ingenieros de redes, equipos técnicos o inversión calificados, sino por escasez de identificadores de red únicos »

Esta situación puede generar temor debido a que la escasez de direcciones IPV4 y su reutilización podría explotar su precio.

Los agentes ISP’s que disponen de muchas direcciones IPV4 las venden a aquellos que no tienen suficientes. Por ello se cree que habrá un aumento en la demanda de direcciones para un oferta que cada vez será más débil.

Te puede interesar:  China usa WeChat y Twitter para silenciar información del coronavirus

Aún así, las direcciones IPV4 seguirán recuperándose y reasignándose aunque ya no se puedan generar de nuevas. Estas direcciones provendrían de organizaciones que han cesado su operatividad o de redes que devuelvan las direcciones que no utilizan. Las direcciones reutilizadas se asignarán de nuevo en base a una lista de espera.

Sin embargo, esto es solo un parche y forzará aún más la necesidad de migrar a direcciones IPV6.

Las direcciones IPV6 están compuestas de 8 conjuntos de dígitos, por lo que esta nueva versión soportará una mayor cantidad de direcciones IP a ofrecer.

Aún así, muchos fabricantes todavía olvidan hacer que sus dispositivos sean compatibles con el nuevo modelo de protocolo IP. Faltará ver si las escasez actual de direcciones IPV4 y la presión de los nuevos dispositivos queriéndose conectar a la red acabarán por empujar a dar el gran salto.

via @zdnet