Avast logo

Avast, una empresa líder en el ámbito de la seguridad cibernética, reconocida en parte por su popular antivirus gratuito, se encuentra en medio de una situación problemática que le ha resultado en una pérdida significativa de 16,5 millones de dólares. La Comisión Federal de Comercio (FTC) ha concluido que Avast estaba involucrada en prácticas inapropiadas relacionadas con la recolección y venta de datos de usuarios, sin su conocimiento o consentimiento explícito. La FTC ha intervenido imponiendo una multa de esa magnitud y otras medidas adicionales.

Según la denuncia de la FTC, Avast ha estado recopilando una cantidad sustancial de información de los navegadores web de los usuarios desde 2014 hasta 2020, lo cual está estrictamente prohibido a menos que esté claramente especificado en los términos y condiciones de los servicios al momento de instalar el software, incluso si se trata de una oferta gratuita.

Avast gratuito: No es oro todo lo que reluce

Naturalmente, cuando se ofrece algo de forma gratuita, de alta calidad y se asegura que no hay nada que ocultar ni que temer, como se ha dicho siempre, o bien el producto eres tú, o bien te están engañando. En el caso de Avast, ambas opciones son aplicables, lo cual agrava aún más la situación.

La obtención de información se llevaba a cabo a través de su conocido antivirus, el cual permitía la instalación de una extensión en el navegador web del usuario con la supuesta finalidad de mejorar la seguridad mediante servicios adicionales como bloqueadores de publicidad y rastreo.

Es evidente que a través de estas herramientas, tanto el antivirus como la extensión del navegador, los datos de los usuarios eran recopilados y luego vendidos a otras compañías, generando así un lucrativo beneficio económico. Esta recopilación de datos incluía información sensible como creencias religiosas, problemas de salud, opiniones políticas, ubicaciones y situación financiera, los cuales eran almacenados de manera indefinida y compartidos con más de 100 empresas sin el consentimiento de los afectados.

Avast deberá notificar a todos los usuarios afectados

Lo más perjudicial para la FTC es que Avast afirmaba a los usuarios que su software les protegería del rastreo en línea en Internet, cuando en realidad eran ellos mismos quienes estaban recolectando los datos. Por lo tanto, la multa de 16,5 millones de dólares a Avast no solo se debe a prácticas indebidas, sino que también requiere que Avast cese la distorsión sobre el uso de los datos recopilados y elimine toda la información obtenida a través de Jumpshot. Además, se ordena a Avast que notifique a los clientes afectados sobre la venta no autorizada de sus datos.